Servicio de Cirugía vascular : Amputación menor o desbridamiento
 


 

La intervención consiste en resecar los tejidos necróticos hasta el terreno más sano posible a fin de facilitar la circulación y controlar la infección en caso de que la hubiera.

Esta intervención suele realizarse bajo anestesia locorregional y por tanto presenta los riesgos propios de ella. En algunas ocasiones, puede requerir otro tipo de anestesia.

Como complicaciones debe conocer que:

  • A pesar de realizar una resección correcta, los tejidos de alrededor pueden no ser capaces de iniciar la cicatrización y por tanto se extenderá la necrosis que puede poner en riesgo la extremidad.
  • La infección, si la hay, puede no controlarse provocando riesgo de infección general o pérdida de la extremidad.
  • Persistencia del dolor, que generalmente se debe a la enfermedad causal.
  • Aparición de nuevas zonas de necrosis en otro territorio a corto, medio o largo plazo, también relacionadas con la enfermedad causal.

 


Todos los derechos reservados. Se prohibe la reproducción parcial o total, ya sea en medios escritos,
electrónicos o de cualquier tipo, del material publicado en estas páginas web.
Para solicitar permiso de reproducción dirigirse al responsable de la web.
Todos los logos y marcas de esta página son propiedad del Complejo Hospitalario de Albacete.